La Pasarela Colgante de Miguelturra: Un Avance Hacia la Conexión Sostenible

La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ha adjudicado a la UTE SERANCO, S.A.U. – AZUL CONSTRUCCIÓN REPAIR S.A., la construcción de la conexión peatonal y ciclista entre Ciudad Real y Miguelturra, que cruzará la A-43, con un presupuesto de 6.481.461,80 euros. El proyecto, diseñado por el estudio de arquitectos A.I.A., tendrá un plazo de ejecución de 18 meses.

Una Conexión Esencial Entre Dos Ciudades

Ciudad Real y Miguelturra son dos municipios con profundas relaciones sociales y económicas. Hasta ahora, la única forma segura de desplazarse entre estas dos localidades era en vehículos a motor. La falta de una conexión peatonal y ciclista adecuada había limitado las opciones de movilidad sostenible y segura. El proyecto de la Pasarela Colgante de Miguelturra busca cambiar esta situación de manera significativa. La pasarela, con una longitud de 153 metros, se elevará sobre la autovía A-43, proporcionando un acceso seguro y cómodo para peatones y ciclistas. Además, estará completamente iluminada, garantizando la seguridad durante todas las horas del día y la noche.

Financiamiento a través de la UE-NEX GENERATION

Este ambicioso proyecto forma parte del Plan de Modernización Ciudad Real 2025 y será financiado en parte por fondos de la UE-NEX GENERATION, un importante paso hacia la sostenibilidad y la modernización de la infraestructura de la región. Esto no solo mejorará la conectividad entre Ciudad Real y Miguelturra, sino que también contribuirá al impulso de la movilidad sostenible en toda la zona.

Un Diseño Emblemático y Accesible

El proyecto seleccionado presenta una pasarela colgante con elementos simbólicos, utilizando dos pilonos en forma de delta, como dos puertas que conectan ambas localidades. La pasarela se inicia justo al comienzo de la glorieta de la A-43 en dirección a Ciudad Real, con una rampa de menos del 6% de inclinación para cumplir con los estándares de accesibilidad. En la otra zona, en Ciudad Real, sigue una curva hacia la carretera principal, con una rampa también con una inclinación inferior al 6%. La pasarela tendrá un ancho de cuatro metros, dos para peatones y dos para ciclistas, sin elementos físicos que los separen, y contará con luces integradas en la barrera. Se trata de un tramo de 120 metros que cruzará la autovía, además de las rampas hasta los pilonos, que se sostendrán sobre estructuras, sin necesidad de levantar taludes en el proyecto.

Un Futuro Sostenible para la Comunidad

La construcción de la Pasarela Colgante Ciclopeatonal de Miguelturra es un hito fundamental hacia un futuro más sostenible y accesible para los habitantes de estas dos ciudades. La pasarela no solo facilitará el acceso a pie y en bicicleta, sino que también será completamente accesible para personas con movilidad reducida o discapacidades físicas. Este proyecto no solo mejorará la conectividad entre las ciudades, sino que también promoverá la movilidad sostenible y segura en la región, marcando un avance significativo en la calidad de vida de sus habitantes.